15 julio, 2011

Clichés Amorosos

Sé que somos seres imitadores. Aprendemos emulando la conducta de nuestros seres más cercanos de manera de adecuarnos a la vida "correctamente". ¿Pero no creen que de repente se escapa de nuestro control convirtiéndonos en líquido moldeable al recipiente que nos contiene? muchas veces dichas imitaciones pasan a ser simplemente conductas, y nada más que conductas. Disfrazan nuestras reales motivaciones y sentimientos. Encubren nuestras emociones, dejándolas vacías, exageradas y falsas.

                                   

Dejarme llevar, sin dejar que lo externo controle como debo decir lo que proviene de mi interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario