06 mayo, 2011

El lucro o la vida


Hace un tiempo atrás escuché en el colectivo, mientras iba camino a la "u", un programa radial en el cual discutían acerca de la posibilidad de que Chile se abasteciera de energías renovables y no convencionales. Los locutores mencionaban que uno de esos proyectos hablaba de aprovechar el potencial de radiación solar que tiene nuestro país, específicamente en el desierto de Atacama. El proyecto, por lo que escuché, sería un acierto en lo que respecta a proyectos sustentables; Abastecería todo el sistema interconectado central, y además, no habría riesgo alguno en lo que respecta al impacto ambiental. Sin embargo, este "mega proyecto" tiene un costo de millones de dólares, suma que por supuesto, el gobierno no está dispuesto a pagar. Por otro lado, tampoco los dueños de las empresas que actualmente generan la energía eléctrica del país estarían dispuestos a ceder, ya que significaría perder millones y millones de pesos por la sustitución de la energía tradicional en una energía nueva y limpia.



Hoy el abastecimiento de energía en Chile está en discusión, gracias al proyecto Hidroaysén. 
Miles de hectáreas serían inundadas, con lo que cientos de bosques y animales, únicos en el mundo, se verían afectados. Es decir, el bello ecosistema de esa región se vería gravemente perjudicado.

 ¿Todo esto por qué? por la construcción de represas que desean aprovechar la fuerza del río más caudaloso de Chile, el río baker. Todo con el propósito de generar energía principalmente para la región metropolitana y el sector minero del norte. 
Entonces, la pregunta es ¿Por qué Chile al parecer opta por esta clase de energías sabiendo los riesgos que trae, en vez de invertir en una energía limpia y renovable como la solar?
La respuesta, para mí es clara y ya se las adelante un poco... PLATA. 
Chile no desea invertir en un  proyecto más caro si puede obtener energía igualmente,  pero de una fuente que requiera menos costos, aunque eso signifique un daño a nuestro planeta. Los empresarios no perderían sus miles y millones de pesos, aunque de eso dependiera el mundo. El egoísmo y el individualismo aquí en su máximo esplendor. 
Cuando pienso en esto no sé si me da pena o rabia. No puedo entender que sólo el afán capitalista, o consumista nos pueda llevar a esto. Seres que solo desean poder, dinero, sin pensar en los otros, ni en el futuro del mundo. 
Como país al parecer, tenemos mucho potencial que puede aprovecharse. Potencial, que si es utilizado, evitaríamos dañar nuestra hermosa biodiversidad y seguir disfrutando de lo que entrega esta linda tierra. Solo creo que se necesita un poco más de consciencia; despojarse de ese afán de mercado y mirar un poco más allá, de forma de preservar este regalo de la vida, la naturaleza.

3 comentarios:

  1. http://www.notelacompro.tk
    http://www.notelacompro.tk
    http://www.notelacompro.tk
    http://www.notelacompro.tk
    http://www.notelacompro.tk
    http://www.notelacompro.tk

    NO TE LA COMPRO HIDROAYSEN, Patagonia no se vende

    ResponderEliminar
  2. "Pan para hoy, hambre para mañana" y "No hay peor ciego que el que no quiere ver". No hay un desarrollo sustentable claramente, y es triste ver como se toman las decisiones entre cuatro paredes a miles de kms de un caudal que pareciera escapar de una represa no de cemento, sino de irresponsabilidad y ambición.

    ResponderEliminar
  3. todo por la cochina plata, siempre, por la cohina plata...





    "un hombre puede soñar".

    ResponderEliminar